La solicitud de arraigo laboral en España es una autorización por circunstancias excepcionales  que permite al extranjero solicitante obtener el derecho a residir y trabajar en España cuando acredita que ha permanecido en España los dos años anteriores a su solicitud, que no tiene antecedentes penales en España y que ha mantenido una relación laboral mínimo de seis meses (acreditada por un acta de la inspección de trabajo, una sentencia judicial o un acta de conciliación, por lo que reduce este proceso sólo a personas que hayan trabajado de forma irregular en España).

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia el 25 de Marzo del 2021, que crea jurisprudencia, y que señala que los medios de prueba de la relación laboral no deben estar limitados a la sentencia o el acta de inspección, sino que puede demostrarse por otros medios válidos (periodos de trabajo que haya realizado en base a una autorización caducada previamente).

Esto abre posibilidades a personas que han trabajado en España de manera legal pero en un momento determinado han tenido algún problema por el cual han perdido su permiso (caducidad, denegación de asilo,…), siempre que cumplan con todos los requisitos, a pedir el arraigo laboral.

 

Share This